jueves, 22 de mayo de 2014

Europa bajo la sombra de las burbujas y el estancamiento secular


Las políticas monetarias ultraflexibles promovidas por los principales bancos centrales del mundo han generado una burbuja expansiva en los mercados de capitales que acercan a la economía global a un nuevo momento Minsky, es decir, a un momento de gran inestabilidad financiera. Esta vez, y a diferencia de 2008, las burbujas también han disparado la deuda de los países en desarrollo haciendo que la estabilidad de los mercados financieros sea mucho más precaria que en el período 2008/2009. Una conjunción tal de malas políticas financieras desplegadas al unísono no se ha visto desde la crisis de 1929, lo que hace temer que sus consecuencias pueden resultar insospechadas.

Para entender un poco este fenómeno hay que recordar que tras el colapso de Lehman Brothers, los mercados financieros se congelaron y la Reserva Federal de Estados Unidos maquinó toda una operación para inyectar liquidez y volver a poner en funcionamiento a los mercados. Esa fue una gestión de urgencia de la crisis para evitar el colapso de un sistema sobreendeudado a nivel global. La mayoría de los países industrializados había experimentado en las últimas décadas un auge del crédito sin precedentes favorecido por la confianza en la desregulación financiera y la idea de que se había dominado el ciclo económico. En los años 80 y 90 ninguna institución era particularmente sensible al tema de la deuda. Al contrario, como decía Ronald Reagan y Margareth Thatcher, la deuda no era ningún problema.

Leer Más

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis