sábado, 29 de marzo de 2014

Ucrania aprueba draconiano plan de ajustes para recibir el dinero que le ofrece el FMI


Ucrania llegó ayer a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el cual deberá aplicar un draconiano programa de ajuste. El organismo multilateral anunció que otorgará a la ex república soviética –inmersa en una profunda crisis financiera– una ayuda de entre 14 y 18 mil millones de dólares para los próximos dos años. El Parlamento ucraniano ya aprobó un paquete de leyes que responde a los requerimientos del FMI. El primer ministro interino, Arseniadv Yatseniuk, advirtió que el rojo fiscal del país asciende a 25.800 millones de dólares, el “equivalente a la totalidad del presupuesto estatal para este año”. En tanto, la ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko confirmó que se presentará como candidata en las elecciones presidenciales programadas para el 25 de mayo. En cuanto a Rusia, la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó una resolución que apoya la integridad territorial de Ucrania y rechaza la anexión de Crimea a Rusia.

Junto con préstamos de otras instituciones internacionales, Ucrania podría recibir hasta 27 mil millones de dólares de ayuda, indicó el FMI, cuyo directorio ejecutivo firmará el acuerdo en abril. También está previsto que contribuyan el Banco Mundial y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo. A cambio de las ayudas internacionales, Ucrania tendrá que implementar duros programas de recortes para sentar las bases de un crecimiento sostenible. Estos programas de recortes son los mismos que han tenido un enorme fracaso en Grecia, Portugal y España, y han desatado la espiral del desempleo

El FMI alabó las reformas ya implementadas por el nuevo gobierno interino de Kiev, pero advirtió que la situación económica de ese país sigue siendo frágil. De hecho, el Parlamento ucraniano aprobó ayer en segunda votación un paquete de leyes necesario para que lleguen las millonarias ayudas internacionales. En la sesión transmitida en directo por la televisión, 246 legisladores votaron a favor de recortes sociales, así como de aumentos de impuestos y recortes de subvenciones.

La empresa estatal de gas, Naftogas, ya había anunciado que a partir del 1º de mayo el precio del gas subirá un 50 por ciento, para cumplir con los requisitos del FMI. Yatseniuk anunció además duros recortes: las instituciones públicas tendrán que despedir a 24 mil de sus 249 mil empleados y se suprimirán los complementos a las pensiones para funcionarios, jueces y militares. “Ucrania se encuentra al borde de la bancarrota financiera y económica”, advirtió Yatseniuk.

La reciente secesión de la península de Crimea y su reincorporación a Rusia no hicieron más que profundizar la crisis en este país que vive de producir carbón y acero, exportar granos y transportar buena parte del gas que Europa compra a los rusos, que en total suma unos 5 mil millones de dólares mensuales. “La economía ucraniana caerá este año un 3 por ciento, pero sólo en el caso de que aprobemos el paquete de leyes presentado por el gobierno. En caso contrario, pronosticamos la quiebra y una caída del 10 por ciento del Producto Interno Bruto Interno", explicó Yatseniuk.

Por otra parte, Timoshenko anunció que concurrirá como candidata a las elecciones presidenciales del 25 de mayo y dijo que será capaz de devolver Crimea a Ucrania. “Tengo previsto aspirar al puesto de presidenta de Ucrania”, señaló Timoshenko, en una conferencia de prensa en Kiev. También anunció que el próximo sábado 29 pedirá en el congreso de su partido Batkivschina (Patria) que se presente su candidatura a la jefatura del Estado. “Sin exagerar, si recuerdan mi vida política, soy quizá la única persona en mi partido que ha demostrado cómo se debe acabar con la corrupción... tengo el derecho moral de decir que lucharé contra la corrupción”, subrayó.

Para los comicios de mayo, las encuestas ubican a Timoshenko, de 53 años, en el segundo lugar de las preferencias, junto con el ex campeón mundial de boxeo Vitali Klitschko, pero muy por detrás del multimillonario Piotr Poroshenko. La ex premier, que pasó más de dos años en prisión por abuso de poder y fue excarcelada el pasado febrero tras el triunfo de la revolución que acabó con la destitución del presidente Viktor Yanukovich, afirmó que ella será “el candidato de la unidad”. Recordó además que proviene de una región de Ucrania que "ahora no apoya nuestra revolución, donde la lengua ucraniana es indiferente para algunas personas”. Timoshenko es oriunda de Diepropetrovsk, una zona del este ucraniano rusoparlante. Su estrategia electoral consistirá en oponerse abiertamente al presidente ruso, Vladimir Putin. “Considero a Putin el enemigo número uno de Ucrania”, declaró.

En tanto, las potencias occidentales siguen apostando por el aislamiento político de Rusia. La Asamblea General de la ONU condenó el referendo de adhesión de Crimea a Rusia a través de una resolución aprobada con 100 votos a favor, 11 en contra y 58 abstenciones. La resolución, no vinculante y en la que no se nombra a Rusia, llama a la comunidad internacional a no reconocer una modificación de las fronteras ucranianas y a encontrar una vía diplomática para su solución. Según el texto, no debe reconocerse el resultado del referendo en el que los habitantes de la península de Crimea votaron a favor de integrarse en la Federación Rusa. La postura de Rusia fue apoyada por Bolivia, Venezuela, Corea del Norte, Nicaragua y Zimbabwe, entre otros. China, India, Brasil y Argentina se abstuvieron.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis