domingo, 1 de diciembre de 2013

El macabro retorno de las burbujas especulativas


La crisis financiera desatada en 2007 fue la consecuencia del importante cúmulo de desviaciones y desregulaciones en el mundo financiero originadas desde los años 80 que patrocinaron las mayores burbujas especulativas de la historia. Prueba del descomunal nivel que alcanzaron las burbujas especulativo-financieras encadenadas a lo largo de tres décadas lo da el hecho de los también descomunales rescates realizados por los gobiernos al sistema financiero a costa del empleo y la calidad de vida de millones de personas. Ahora que la recesión y el desempleo se establecen como un escenario permanente y de largo plazo, resoplan los vientos de nuevas burbujas que confirman que el sistema financiero no ha aprendido nada de la crisis.
Las burbujas que estallaron en 2008 han desafiado profundamente la concepción clásica de las recesiones que proporcionan los modelos económicos del equilibrio general. La recesión y el desempleo generaron un masivo impago de hipotecas que desencadenaron un efecto negativo sobre el capital de los bancos retroalimentando la desaceleración económica global y agudizando la crisis financiera. Esto desencadenó un gran miedo en el sistema financiero que se tradujo en una fuerte contracción del crédito y una caída en picada en el valor de los activos financieros. Hasta el precio del oro (ver gráfica) ha declinado su valor mientras la burbuja del Bitcoin asciende imparable.
_______
Leer más

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis