viernes, 4 de enero de 2013

Cae el primer banco suizo por ayudar a evadir impuestos: el Wegelin Bank, fundado en 1741


Wegelin & Co es el banco más antiguo de Suiza y cerrará sus puertas para siempre después de que se declarara culpable de ayudar a sus clientes estadounidenses a evadir el pago de impuestos por a lo menos 1.200 millones de dólares. Este banco suizo fue fundado en 1741 y dejará de operar como banco tras admitir que ayudó a ocultar el dinero de a lo menos 100 contribuyentes de Estados Unidos. Los bancos suizos han sido acusados de conspirar con los nazis, de operar bajo leyes financieras excesivamente laxas, de manejar cuentas de gobernantes cuestionados como el dictador chileno Augusto Pinochet o el liberiano Charles Taylor. Pero una y otra vez han sido acusados de ser paraísos fiscales sin ningún resultado ni sanción real. Por eso que lo de Wegelin Bank es un hecho inédito que puede cambiar la historia para siempre.

Hasta el momento, ninguna autoridad internacional había conseguido que un banco suizo se declarara culpable de conspirar deliberadamente con sus clientes para evadir impuestos en un país. No en vano los servicios de Wegelin se promocionaban con el siguiente lema: "Ni el gobierno suizo ni ningún otro gobierno pueden obtener información sobre su cuenta bancaria". Pero la presión de Estados Unidos y de su Servicio de Impuestos Internos (IRS) fue más fuerte. Sus directivos comparecieron durante un año en un tribunal de Nueva York, para declarar que el banco ayudó a más de 100 ciudadanos estadounidenses a esconder 1.200 millones de dólares durante diez años. No está claro si la corte obligó a los suizos a revelar la identidad de los 100 evasores.

El banco Wegelin accedió a pagar 74 millones de dólares en multas establecidas por las autoridades estadounidenses, confirmando su mala acción. Una vez pagadas las sanciones, el banco con sede en la ciudad de San Galo anunció que cerrará sus puertas para siempre, tras 272 años de historia. La entidad financiera intervino deliberada y agresivamente para llenar el vacío que dejaron otros bancos suizos cuando decidieron abandonar esta práctica debido a la presión que comenzó a ejercer Estados Unidos tras el estallido de la crisis.

Según el New York Times, el elaborado esquema en el que estaba involucrado Wegelin, "incluía la apertura de cuentas secretas para los clientes estadounidenses usando nombres en código y la creación de entidades ficticias en lugares como Panamá y Liechtenstein para evitar la detección". Tras la condena al Wegelin, otros 13 bancos suizos están siendo investigados por el IRS, entre ellas Credit Suisse y UBS, que pagó hace cuatro años 780 millones de dólares en multas a las autoridades estadounidenses.

Los directivos de Wegelin -tres de ellos todavía esperando su sentencia- dijeron ante el tribunal de Nueva York que sabían que abrir cuentas secretas para evadir impuestos estaba "mal", pero que no pensaron que serían procesados por la ley estadounidense, porque es una práctica legal y común en Suiza. Con esta sentencia, el mensaje al sector bancario suizo es claro: Estados Unidos no va a detener esta lucha en materia de impuestos. La clausura de Wegelin es un punto de inflexión que tendrá enormes implicaciones en la industria bancaria suiza y en el famoso secretismo de las entidades de ese país. Algo comienza a cambiar en la banca para siempre.
__________
Ver también artículo en El Blog Salmón...
Y... The Guardian, BBC News, New York Times
Publicar un comentario

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis