miércoles, 19 de diciembre de 2012

El fantasma de la deflación comienza a recorrer Europa


Aunque la mayoría de los manuales de economía no dedica ni una línea a analizar el término de la deflación (como es el caso de Mankiw), hay que reconocer que el fantasma de la deflación comienza a recorrer Europa. Es algo que ya se vive con la caída de los precios inmobiliarios y con el derrumbe de los precios de los activos y los salarios. Y de esto trata la deflación: de una caída general de precios. La deflación afecta la caída general de los precios de una manera sostenida, constituyendo un tema más complejo de resolver que el de la inflación.
Las causas y los efectos de la deflación hay que buscarlos en la complejidad de las fuerzas económicas. En términos simples, la deflación es una condición macroeconómica en la cual un país experimenta una sostenida reducción de precios. Y aunque en algunos casos se puede creer que es positivo que los precios bajen, dado que se piensa que este hecho permite aumentar la cantidad demandada de un bien (desplazamiento a lo largo de la curva de demanda), si este fenómeno se prolonga en el tiempo puede arrastrar a la economía a una situación de pesadilla.

Lea el artículo en El Blog Salmón

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin