jueves, 20 de diciembre de 2012

Contracción del crédito y morosidad baten nuevo récord en España


Lejos están los tiempos en que el crédito fluía a velocidades del 20 y 25 por ciento anual y donde la cota del 15 por ciento constituía el nivel mínimo. Si nos fijamos en esta gráfica, en sólo dos ocasiones a lo largo del último medio siglo (enero de 1985 y febrero de 1994), la expansión del crédito se desaceleró de manera significativa. Pero nunca había pasado a una velocidad negativa como la que se está viviendo desde agosto de 2009 y que en octubre de 2012 batió un nuevo récord de -5,1 por ciento. La desaceleración del crédito y el aumento de la morosidad son factores que se retroalimentan entre sí dado que la banca, sintiendo el peso de la morosidad, reprime el crédito ante el miedo del impago. Es el reverso del momento expansivo del crédito que infló la burbuja. Y es lo que está en la base del complejo fenómeno del desapalancamiento financiero, dando cuenta de las consecuencias de una economía que se hizo altamente adicta al crédito.

Lea el artículo en El Blog Salmón

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis