jueves, 22 de noviembre de 2012

Holanda también sufre el desplome inmobiliario y la resaca financiera


A casi 400 años de la siempre recordada burbuja de los tulipanes, Holanda ha sufrido las inclemencias de su propia burbuja inmobiliaria cuyo estallido ha hundido los precios casi un 20 por ciento desde 2009 y un 8 por ciento sólo en los últimos 12 meses, como muestra esta gráfica con datos obtenidos del BIS y la OCDE. La caída en el mercado inmobiliario en agosto y septiembre llegó al -8% y -7,95% respectivamente, marcando niveles más profundos de los alcanzados tras el estallido de la crisis el año 2008.
Holanda es un buen ejemplo de lo que ha sido la constante de los países que han vivido una burbuja inmobiliaria y luego sufren su resaca. En el período del boom o del hinchamiento de la burbuja, la banca potenció los préstamos y una vez que la burbuja revienta comienza con el proceso inverso de la represión financiera que se propaga a otros sectores de la economía. En esta etapa, el fenómeno del desapalancamiento financiero y la contracción del crédito cobra fuerza y la crisis se propaga a otros sectores acelerando aún más el declive económico.

Lea el artículo en El Blog Salmón
Publicar un comentario

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis