miércoles, 31 de octubre de 2012

Una nueva ola de despidos masivos se está extendiendo a través de las compañías globales


Una ola de despidos que han anunciado las empresas estadounidenses desde principios del mes pasado amenaza con descarrilar una recuperación que todavía es frágil. Ford y Dow Chemical fueron los últimos en sumarse, en un esfuerzo por dar vuelta resultados que muestran una brusca caída en las ventas.

Desde el 1 de septiembre, las compañías han anunciado el recorte de 62.600 puestos en sus operaciones locales e internacionales, la mayor cifra para dos meses seguidos desde principios de 2010, según datos recopilados por Bloomberg. Los despidos suman 158.100 en lo que va del año, más que los 129.000 del mismo período de 2011.

Los principales factores detrás de los anuncios son la caída en la demanda de los consumidores y las empresas europeas, como resultado de la crisis de deuda de la zona euro, un flojo crecimiento en EEUU y la incertidumbre ante la amenaza del “abismo fiscal”.

Si el Congreso estadounidense no interviene, en enero de 2013 entrarán en vigor de forma automática alzas de impuestos y recortes de gastos por 607 mil millones de dólares, lo que arrastraría al país de vuelta a la recesión en el primer semestre del próximo año, según la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Hasta ahora, de las 235 empresas listadas en el índice bursátil S&P 500 que han entregado sus resultados del tercer trimestre, 137 han reportado ventas que no alcanzaron los pronósticos de los analistas, mostraron datos de Bloomberg.

“Estamos operando en un mundo donde la demanda es aún muy débil”, se quejó el CEO de Whirlpool, Jeff Fettig. Los analistas anticipan que la caída en la ventas significará que habrá mayores reducciones de empleos en los próximos dos trimestres, debido a que las empresas quieren mostrar a los accionistas que son rápidos en responder.

El aumento de los despidos podría borrar los avances que ha habido hasta ahora en el mercado laboral. El desempleo cayó a 7,8% en septiembre, ubicándose por debajo de 8% por primera vez desde enero de 2009. Además, el consumo ha sido el principal motor de crecimiento en el segundo y tercer trimestres.

La industria que encabeza los despidos hasta ahora es la de hardware y equipos tecnológicos, con 41.200 recortes. Hewlett-Packard (HP) anunció en septiembre que reducirá 29.000 empleos, lo que le permitirá generar ahorros por 
US$ 3.500 millones a partir de 2014. Le sigue la banca, con planes de eliminar 19 mil puestos de trabajo.

Estas medidas son “difíciles, pero necesarias para asegurar que nuestro plan tenga la escala y alcance correcto para enfrentar al mercado y los desafíos competitivos que ahora enfrentamos”, dijo el director ejecutivo de AMD, Rory Read. AMD es el segundo mayor fabricante de procesadores para computadores personales.

En el caso específico de las compañías con operaciones en Europa, han revelado sus planes de reestructuración para enfocarse en las áreas más rentables y salir de los países más afectados por la crisis. Kimberly-Clark anunció que se retirará del negocio de pañales en Europa occidental y central, con la excepción de Italia, para concentrarse en regiones de crecimiento más acelerado.

Ford, la segunda mayor automotriz de EEUU, cerrará dos fábricas en el Reino Unido y una en Bélgica. Además, eliminará a 13% de su fuerza laboral en Europa. Sin embargo, en EEUU ha sumado más de 6.500 empleos y 900 posiciones asalariadas este año.

Empresas europeas



El deterioro económico en Europa está afectando principalmente a las compañías locales. En lo que va del año, las empresas europeas han realizado 47 anuncios de despidos que involucran a al menos 1.000 trabajadores cada uno, en comparación con 32 en el mismo período del año pasado, según datos de Bloomberg.

El mes de mayor actividad fue julio, con 39.800 recortes. En total, las firmas despidieron a 165.700 personas, un aumento respecto de los 162.420 del año anterior.

Alcatel-Lucent, el fabricante de equipos telefónicos francés, recortará 5.500 posiciones a nivel mundial, incluyendo a 1.400 en Francia. La holandesa Royal Philips Electronics eliminará 2.200 puestos de trabajo adicionales y la alemana Siemens ha identificado a 8.000 potenciales despidos a nivel global.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis