jueves, 20 de septiembre de 2012

Japón sigue los pasos de la Fed y el BCE e inyecta 10 billones de yenes para estimular su economía


Como era plenamente previsible el Banco de Japón se sumó a la acción de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo y anunció ayer la octava ronda de la llamada flexibilización cuantitativa (QE) para combatir la deflación, que ha sido un largo problema para el país asiático desde hace dos décadas. Con esta medida el Banco de Japón aumentará la compra de activos por la suma de 10 billones de yenes, completando así 80 billones de yenes en estos planes (20 por ciento del PIB nipón). La operación busca estimular el crecimiento económico por la vía de la política monetaria ante el alto nivel de incertidumbre que ronda en la economía mundial.

Lea el artículo en El Blog Salmón

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin