miércoles, 18 de julio de 2012

Aumenta la brecha del costo de la deuda en Europa

Austria se ha convertido en el último entre los países europeos en sumarse al selecto club de Estados que ofrecen intereses negativos por su deuda a dos años, lo que en la práctica supone que los inversores están dispuestos a asumir pérdidas a cambio de la seguridad de depositar su dinero en la deuda de estos países. Alemania, Holanda, Finlandia, Suiza y Dinamarca, han visto caer progresivamente sus costes de financiación a medida que aumenta la incertidumbre respecto a la situación de países como España e Italia, que, por contra, han visto dispararse los intereses de su deuda.

Por su parte, países emisores como Francia y Bélgica, pagan intereses mínimos históricos del 0,043% y del 0,121% por sus respectivos bonos a dos años. De hecho, el país galo ya ha llegado a colocar deuda con rentabilidades negativas en emisiones de deuda a corto plazo. Por el contrario, el interés de la deuda española a un año supera ya el 4% (4,007%), mientras que a dos años llega al 4,903%. En el caso de los bonos a cinco años el rendimiento es del 6,247% y en el de la deuda a diez años se sitúa en el 6,822%. En el caso de Italia, la rentabilidad de la deuda a dos años se sitúa en el 4,001%, mientras que Portugal paga un 8,136%. En el caso de Irlanda, el interés de los bonos a dos años se sitúa en el 4,247%.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin