viernes, 22 de junio de 2012

La solución para Europa es darle a la manivela, como hace USA con los dólares…

Moisés Romero, La Carta de la Bolsa

"Demasiados corsés, demasiadas ataduras. A las enfermas del Sur de Europa les ligan las trompas para que no paran más miseria, que es condenar sus economías a la miseria, a la pobreza. Las chicas del Norte no saben de eso, porque hacen mucho que no dan a luz nuevos individuos. Cinturones apretados, que nos han llevado a una Europa de tres velocidades. Las tortugas somos los del Sur. A este paso nunca llegaremos a la meta, porque moriremos abrasados por el sol implacable. Moriremos abrasados y sedientos, dejados de la mano de dios. Algunos dicen que el euro caerá hecho añicos o, mejor dicho, los destrozarán, como al becerro de oro. Pero en nuestra gestora no lo consideramos. Desmontar una eurozona y aniquilar el euro no es tan fácil ni tan rápido como algunos lo plantean. Es más, apostamos por que la eurozona se mantendrá, a una o varias velocidades, y que el euro seguirá tal cual, aunque un euro en manos de un español, portugués, griego, irlandés o italianos no tendrá el mismo poder adquisitivo que el mismo euro en manos de un alemán u holandés. Determinados sabios dicen que Europa tiene que darle a la manivela, poner en marcha la máquina de hacer billetes, al modo de lo que viene haciendo Estados Unidos desde tiempo inmemorial. Puede ser una excelente idea acudir a políticas monetarias expansivas sin límite", me dice el analista jefe de una sociedad de valores y Bolsa.

Sergio Serrano Alba ha escrito en lacartadelabolsa que Nuestras empresas son el claro ejemplo de lo que está sucediendo en la actual crisis financiera de los estados desarrollados, donde no se ha producido un agotamiento de los recursos sino de la liquidez del sistema. Primero hay que definir la fragilidad del sistema financiero en una economía capitalista, cuyo funcionamiento se puede considerar como estafa legalizada o legislada para someter a la economía mundial mediante el concepto “deuda”. Si nos atenemos al funcionamiento o mejor dicho al mecanismo de creación de dinero nos encontraremos de bruces con las matemáticas. Esto es así, porque los bancos crean el dinero mediante la concesión de préstamos. Es decir, cuando prestan una cantidad X están introduciendo esa misma cantidad en el sistema y a cambio, ellos reciben en el vencimiento dicha cantidad X más unos intereses en beneficio de dicha transacción.

Hasta aquí todo normal o aparentemente normal hasta que nos damos cuenta que matemáticamente es imposible que al banco le devuelvan el interés porque sencillamente no se imprimió, es decir se introdujo una cantidad X en el sistema por lo que como mucho sólo se podrán devolver esa cantidad X nunca los intereses, y si el banco recibiese toda la cantidad (X+intereses) es por que otro agente que pidió un préstamo no pudo devolver ni siquiera el capital de otro préstamo.

Llegado este punto la única manera de que el sistema funcione es incrementando la cantidad de dinero en el sistema es decir dando más préstamos. Aparece el concepto del multiplicador bancario necesario en el crecimiento exponencial de la creación de dinero mediante préstamos. Este concepto surge porque en un momento dado la banca se dio cuenta que de cada depósito de dinero que recibía de sus clientes sólo el 10 % era reclamado periódicamente por dichos clientes para su funcionamiento habitual, el otro 90% podía prestarlo tantas veces como quisiera.

Ello hizo crecer la cantidad de dinero en el sistema en una proporción de 1 a 9, es decir sólo el 10% del dinero que circula en el sistema es real el otro 90% es dinero virtual o falso (en economía se le denomina dinero bancario) es creado de forma artificial por los bancos

Esto significa que si todos los clientes de un banco fuesen el mismo día a retirar sus fondos el banco quebraría porque como máximo sólo podría dar el 10 % de cada depósito de sus clientes. Lo curioso de todo esto es que es legal, incluso estafas como Afinsa, Forum Filatélico o algunas de tipo piramidal como la de Madoff funcionaban igual que un banco, su único delito es que no eran propiamente un banco.

El total de la deuda del sistema nunca se podrá pagar, primero porque matemáticamente es imposible, y segundo por que si hubiera un milagro y se pudiera el sistema colapsaría porque se nutre precisamente de la creación de deuda. La única forma de que el sistema fuera estable es que la tasa de crecimiento garantizada fuese igual a la rentabilidad del capital o la inversión, es decir que los agentes invierten sus beneficios en función del incremento de la demanda que esperan obtener.

Esto actualmente es impensable por la propia esencia del capitalismo o mejor dicho del mal funcionamiento del capitalismo, primero porque los beneficios están limitados por los tipos de interés o viceversa y segundo por la economía real no es independiente de las finanzas, inversiones especulativas, mercados de derivados, etc., que perturban las variables del sistema impidiendo el buen funcionamiento.

Además en el sistema los bancos serían meros intermediarios a comisión y esto hoy en día es impensable, ya que son ellos (me refiero a la gran banca) los dueños del sistema. Actualmente el sistema sólo se sostiene mediante la creación o impresión de dinero de forma ilimitada por parte de los bancos centrales (la FED y el BCE), como la única manera para absorber el exceso de deuda es vía incremento de precios sólo tienen que cuidar o controlar la inflación, lo ocurre que un crecimiento ilimitado y exponencial de la creación de dinero mediante deuda en un sistema donde los recursos son limitados tiende a la propia destrucción del sistema, llegará un momento que los precios crecerán de forma imparable y consigo traerán la mayor y absoluta pobreza. Llegado este punto, paso a tratar el problema de la deuda pública y la deuda privada. En primer lugar para tratar el problema de la deuda pública hay que remontarse años atrás, primero en el caso de EEUU cuando aprueba la Federal Reserve Act, ley en virtud de la cual la creación o impresión de moneda ($) deja de ser potestad del gobierno americano a favor de la FED, institución privada con fondos privados. Esto supone en la práctica que cuando el gobierno necesita X dinero para financiar el sistema público no puede crearlo sino que se lo tiene que pedir prestado a una entidad privada como la FED, es decir el país pasa a ser totalmente dependiente del sistema financiero privado.

Lo mismo ocurre en Europa con el BCE , cuando un país como España necesita financiación no crea moneda sino que pide préstamos al sistema financiero privado que luego tiene que devolver con sus respectivos intereses. Cuando un país recurre al endeudamiento es porque no puede mantener su sistema público sólo con la recaudación de impuestos (principal vía de ingresos del Estado). Esto es debido a que los países han ido privatizando sus empresas públicas estratégicas y han ido adelgazando sus principales activos precisamente para ser más vulnerables y dependientes de los créditos privados.

Recordemos que hace 35 años no había impuestos en España y seguía teniendo un sistema público importante, nos hicieron creer en la privatización de las grandes empresas públicas amparados en una mala gestión pública de las mismas, ahora esas empresas son las más grandes del país y están en manos privadas. Una buena gestión pública de aquellas empresas hubiera sido crucial para evitar la excesiva dependencia del crédito privado en la actualidad.

El poder de la gran banca propició lentamente estos movimientos para llegar al actual estado de dependencia de los países, que se ven impotentes ante la situación, esclavos de una deuda que jamás podrán pagar y sometidos a las órdenes de los bancos centrales. Sólo basta ver como los países pasan a ser dirigidos por banqueros impuestos y provenientes del BCE ¡qué casualidad! Rajoy le prometió el cargo de ministro de economía a Montoro, pero seguro que tendrá que tragarse esa promesa cuando le digan o impongan que tiene que ser González-Páramo (otro banquero del BCE ¡que casualidad!)

A nadie le extraña que un partido gane por mayoría absoluta y no se sabe todavía quién será el ministro de economía, acaso está esperando Rajoy a que le digan el nombre? La banca ofrecía créditos a mansalva antes de la crisis, sencillamente porque el sistema se alimenta de dichos créditos, el político quería tener mejores hospitales, mejores infraestructuras, mejor educación, y allí estaba el banquero para satisfacer todos sus caprichos, no pasa nada con los intereses tan bajos que problema puede haber?

El banquero iba envenenando poco a poco a sus clientes con lo que más les gustaba, sólo tenía que aguardar su momento, que llega cuando sus clientes (países, empresas y familias) tendentes a un mejor nivel de vida se habían endeudado fuertemente, el exceso de dinero que había en el sistema como consecuencia del exceso de crédito sólo podía absorberse con subidas de precios y de tipos de interés, resultado: clientes más pobres, con más deuda y con menos bienes.

Se puede decir que la gran banca predice los ciclos económicos, sólo basta ver cómo mejoran sus beneficios incluso en las peores crisis, ¿tienen una bola de cristal o son ellos quienes verdaderamente crean los ciclos? (cuando me refiero a la gran banca, no penséis en los bancos domésticos o cajas de ahorro, pensar en los bancos centrales y la gran banca globalizada).

Por cierto, si alguien piensa invertir en bolsa, que tenga en cuenta que es un mecanismo creado entre otras cosas para retirar del sistema grandes cantidades de dinero de forma rápida, esto sucede cuando hay un exceso de creación de dinero vía préstamos en el sistema.

En lo referente al endeudamiento privado de empresas y familias poco más que añadir que lo expuesto anteriormente, hemos mantenido empresas poco productivas y con empleo poco cualificado, financiando su crecimiento sólo con deuda y no con ahorro, un crecimiento ficticio con burbuja incluida, por encima del que marca la tasa garantizada (demanda esperada real), resultado empresas altamente endeudadas, con activos fuertemente devaluados y con coeficientes de caja muy reducidos que no dan ni para soportar el elevado apalancamiento financiero, es definitiva una deuda que en muchos casos jamás podrá ser pagada.

Dicho esto y en mi opinión sólo hay 2 alternativas: 1.- Que el BCE inunde de dinero el sistema y ahogue la deuda, es decir más deuda para pagar la deuda, esto es pan para hoy hambre para mañana, llegará un momento que lo precios suban descontroladamente y los agentes se empobrezcan de tal manera que el sistema quiebre, se hablaría entonces de las famosas quitas de deuda.

La solución de España tampoco pasa por una salida del euro. Si se vuelve a la peseta el banco de España haría lo mismo que el BCE, crearía un volumen brutal de pesetas en circulación para dotar a la economía española de liquidez ya que tendría problemas para financiarse del exterior, al mismo tiempo devaluaría la moneda para favorecer la exportación, los precios subirían inmediatamente y a su vez los tipos de interés para contener la inflación. Resultado: los españoles más pobres, con la deuda más cara y estancamiento económico o recesión, las exportaciones no serían suficientes a pesar de la devaluación, ya que España es un país poco competitivo (baja productividad, empleo poco cualificado y economías con baja intensidad de capital) y encima en un entorno de crisis global que dificulta la colocación de sus productos en el exterior.

Destaco la ventaja de EEUU en este sentido, que a diferencia de España puede pagar la deuda con sus acreedores extranjeros haciendo un impago encubierto, es decir la FED crea más deuda para pagar la deuda que EEUU tiene contraída con agentes extranjeros, al final dichos agentes cobran el total nominal de la deuda , pero la subida de precios originada por el incremento de la cantidad de dinero vía deuda, supondría una devaluación de dólar, los agentes externos recibirían el total de los dólares pactado pero al hacer el cambio a su moneda perderían por la propia devaluación del dólar o apreciación de su moneda, habría una quita o impago encubierto equivalente a la devaluación del dólar. España no podría hacer esto ya que carece de moneda propia y por tanto no tiene política de tipos de cambio.

2.- Que los países recurran a los recortes de gasto público y al aumento de ingresos vía impuestos, lo único que nos sacará de esta situación es el ahorro, lo mismo para las empresas y familias. Esto traerá un efecto contraproducente al crecimiento del PIB, probablemente pasarán años y años de estancamiento hasta digerir el exceso de deuda, muchas empresas y familias quebrarán y se quedarán en el camino, otras seguirán años y años sólo para pagar la deuda y al final del camino se encontrarán en el mismo sitio en donde empezaron. Entonces se preguntarán si el esfuerzo habrá merecido la pena.

La banca sobretodo la doméstica sufrirá procesos parciales de nacionalización (ya estamos en porcentajes significativos de capital público en entidades bancarias). Los Estados serán cada vez más delgados y el estado del bienestar desaparecerá o por lo menos cambiará a algo diferente a lo que hemos visto. Sólo cuando tengamos una tasa de ahorro considerable podremos volver a endeudarnos y seguramente nos volverá a ocurrir lo mismo porque la memoria es débil, esto sucederá de forma diferente pero con el mismo problema de fondo, la fragilidad del sistema financiero.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis