sábado, 23 de junio de 2012

La actividad económica se derrumba en la zona euro, Estados Unidos y China

La actividad económica a lo largo de la zona euro cayó por quinto mes consecutivo en junio y el sector manufacturero chino se contrajo, al tiempo que una demanda internacional más floja moderó el crecimiento fabril estadounidense. Estos datos han oscurecido el panorama para la economía global, aumentando los temores de que la crisis europea y un menor crecimiento en Estados Unidos y Asia podrían causar declives en todo el mundo.

Este efecto ha impactado en los precios de petróleo, y el brent se cotiza a 96 dólares el barril mientras el WTI lo hace a 83 dólares, un 30% menos del valor que alcanzó el crudo en marzo-abril. La caída en la demanda de crudo da cuenta de la debilidad que ha alcanzado el consumo mundial.

Por esto la Reserva Federal estadounidense extendió un programa de estímulo para impulsar el crecimiento y dijo que estaba lista para hacer más si empeora la crisis europea. De acuerdo a los índices de producción industrial Markit, el sector privado de la zona euro, formado por 17 naciones, se contrajo en junio al ritmo más veloz en tres años. La actividad bajó a lo largo de toda la zona euro, incluyendo a Alemania, que descendió a su nivel más bajo en tres años, y a Francia.

Este fuerte declive aumenta la presión para que el Banco Central Europeo tome medidas para apuntalar la economía y baje a lo menos en medio punto la tasa de interés, que la mantiene estoicamente en el 1% pese a que la economía se derrumba. Esto hace probable que el BCE siga a la Fed a acerque la tasa a un nivel del cero por ciento. El declive de Europa y Estados Unidos está impactando a las economías asiáticas y las exportaciones de estos países han declinado, lo que ha derivado en un descenso de los commodities, afectando a su vez a los países de América Latina que son los principales productores d estos productos.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis