sábado, 9 de junio de 2012

España pide plan de rescate por 100 mil millones de euros para sanear la banca




El ministro Luis De Guindos confirmó oficialmente hace unas horas que España pedirá la ayuda europea para sanear la banca. El país se convertirá en la cuarta nación europea en ser rescatada, siguiendo el camino de Grecia, Irlanda y Portugal. Bruselas aportará un tope máximo de 100.000 millones, aunque la cantidad final no ha sido confirmada. El Ejecutivo habría conseguido que España no sea literalmente "intervenida", aunque las entidades financieras españolas quedarán sujetas a supervisión por los "hombres de negro".

Según De Guindos, "la cantidad solicitada será suficiente para cubrir las necesidades de capital de la banca más un margen de seguridad significativo", afirmando que esta ayuda no conllevará implicaciones para el país, sino únicamente para las entidades financieras. El FROB actuará como agente intermediario del Gobierno y será el receptor de los fondos europeos de ayuda para reestructurar a la banca. El ministro ha enfatizado que este apoyo se da sin condiciones macroeconómicas al gobierno, pero sí se pedirá a cambio el saneamiento del sector bancario español.

Las fuentes explicaron estos detalles al final de la teleconferencia que celebraron los ministros de Finanzas de los países del euro, que se extendió durante cerca de tres horas y fue convocada hoy de urgencia para tratar el rescate de la banca española. En la discusión participó la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ya que la institución tendría al menos un papel supervisor.

Lo mejor de la negociación para España habría sido conseguir que el rescate financiero no implique imposiciones para el Estado: ni fiscales ni presupuestarias ni estructurales. Esto es, que no se supedite a implantar ni más impuestos, ni más recortes ni reformas adicionales. Por eso, en su comparecencia ante la prensa, el ministro De Guindos insistió en hablar de "préstamo" y no de "rescate". Para el ministro esto no es más que un préstamo y "en condiciones muy ventajosas". Sin embargo, como la mentira se ha convertido en costumbre para los políticos españoles, a estas alturas hay que dudar de todo lo que dicen y no creerles en nada.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis